El aborto, la delgada linea entre el cielo y el infierno.

Como he comentado en mi postanterior el tema del aborto es un tema algo mesiánico, «trae división» en la sociedad, por fin dispuse del tiempo para hablar sobre este tema.

El aborto

Señores, yo no soy médico, así que como buen millennials y universitario de país tercermundista fui a Wikipedia a buscar qué es el aborto:

«…es la interrupción y finalización prematura del embarazo de forma natural o voluntaria, hecha antes que el feto pueda sobrevivir fuera del útero».

Conociendo la sabiduría cósmica que sacamos de «la biblioteca de alejandría» me pregunto. ¿Es el aborto un tema tan importante, realmente se trata de un derecho a decidir?

Creo que todos consideramos al aborto como un tema muy importante y como ya sabrán, soy religioso, así que les diré que si aborta se irán al infierno.

Pero, desde una visión concienzuda considero el aborto no es el problema, sino la consecuencia de una serie de problemas muy serios que achacan a la sociedad.

El aborto en Nicaragua.

He leído artículos y he visto campañas, manifestaciones, graffitis feministas donde afirman que en Nicaragua se penaliza el aborto «sin excepciones» nada más alejado de la realidad, si bien es cierto, desde 2007 el aborto en Nicaragua es penado solo sí:

1. Es solicitado por la mujer.

2. Si es forzado.

3. Si es causado imprudente.

También sanciona a los médicos que practiquen un aborto.

(Ver código penal, Cap. II art. 143 – 148)

¿Y el aborto terapéutico? ¿Y si sufrió una violación?

En Nicaragua el aborto terapéutico se realiza solo y exclusivamente si la vida de la madre está en riesgo, o sea, si la mujer se va a morir, le hacen un aborto estando en las 12 semanas de gestación.

Si una niña menor de 9 años queda embarazada producto de una violación sus padres pueden solicitar un aborto terapéutico.

Una violación sexual debe ser una experiencia terrible, a diario hombres y mujeres deben de pasar por esta y seguro que las consecuencias psicoafectivas y físicas deben ser difíciles de superar. Por ello, es prioritario brindar atención psicológica a personas victimas de una violación sexual.

Pero, pensemos un poco, si una mujer adulta adulta es víctima de violación sexual (supongamos que su agresor solo cometió el delito y se fue) al ser atendida por un médico podría solicitar una píldora anticonceptiva, ¿y si es una mujer del campo? Creo que a como existen tés y yerbas abortivas también deben existir tés y yerbas anticonceptivas.

Y si es una mujer que es violada por su pareja sentimental, creo que lo primero que debería hacer es denunciar a su agresor y buscar atención psicológica y médica.

No estoy culpando a ninguna mujer por una violación, solo digo que, hay soluciones oportunas para un embarazo no deseado.

Enseñar a los niños y adolescente a comunicar, a alertar cuando están siendo intimidados, amenazados y agredidos puede ayudar a tomar medidas oportunas.

En todo caso, el problema no es visto objetivamente.

En un artículo de Humans Rights Wach se presentan varios casos de mujeres que por una u otra razón se ven «obligadas» a llevar a término el embarazo o a realizar un aborto clandestino, pero, ¡por favor! cuando intentemos resolver un problema revolvámoslo de raíz.

Descuido, falta de atención de los padres, falta de comunicación efectiva, violencia, abuso sexual, malas prácticas de planificación y/o mal uso de anticonceptivos, esos son los problemas, los embarazos no deseados y los abortos clandestinos se hubieran evitado con denunciar a los agresores, separaciones de relaciones sentimentales violentas, fuerza de voluntad, uso de anticonceptivos, y amor propio. (Les recomiendo leer el artículo de HRW completo.)

¿Y las miles que se desangran por abortos clandestinos?

En la misma publicación de julio de 2017 de Humans Rights Wach , UNICEF afirma que en Nicaragua el 10% las mujeres antes de cumplir 15 años están casadas y el 41% a los 18, me pregunto si las cifras son generales u obedecen a zonas rurales del país.

Las niñas que fuero víctimas de violación y luego obligadas a casarse con el agresor, algunas, al intentar obtener un aborto ilegal sufrieron complicaciones.

El ministerio de Salud, informa que entre Abril de 2016 y abril de 2018 han muerto 5 mujeres por causa de abortos.

En 2017, se contabilizaron, según el mapa de salud publicado por el Minsa 12,848 partos terminados en aborto (solo murió el bebé) siendo un 5.9% de las hospitalizaciones a embarazadas. En el mismo año se registraron 48 muertes maternas.

En ningún citio encontré cifras concretas sobre muertes relacionadas a comlicaciones por abortos clandestinos en Nicaragua.(No estoy diciendo que no hayan abortos clandestinos.)

Me llama mucho la atención que sea casi nula la mención de violaciones a niños (de sexo masculino) en los informes al respecto, ¿estaremos ignorando la totalidad del tema de las violaciones a menores?

¡A las 12 semanas no es un humano!

Bueno, quizá no parezca un ser humano como nosotros los que nacimos, pero, sí que está vivo, mide entre 6 y 5 cm, tiene una marca única de ADN, ya tiene corazón, ya tiene sexo y su cerebro está en desarrollo.

Es un humano en miniatura, pertenece a nuestra especie, por ende es una persona, yo no le veo forma de feto de gato tampoco parece «solo placenta» o «un coagulo» como he escuchado tantas veces , ¿tiene derechos inherentes a su condición de humano? Yo considero que sí.

¿Y nuestro derechos a decidir?

Nadie discute eso, cualquier persona puede decidir sobre su cuerpo, ¿sobre el cuerpo de otros? no, un feto posee un cuerpo diferente al de la madre, sí, depende de ella para formarse y vivir, pero no es parte del cuerpo de ella. ¿Y el derecho a la vida del feto? Ningún derecho puede pasar encima de los derechos de otros.

La constitución política de Nicaragua, en su Título IV , Cap I Derechos infividuales, art. 23 El derecho a la vida es inviolable e inherente a la persona humana. Una persona es un individuo de la especie humana ¿Acaso un feto humano, no es parte de la especie humana?

¿Y las consecuencias físicas y psicológicas de un aborto?

Altas probabilidades de muerte materna, trombosis venosa, pérdida de hijos en nuevos embarazos, partos prematuros, desgarros cervicales, perforación uterina, sangrado y persistencia de restos del embrión dentro del útero, son algunas de las consecuencias de un aborto voluntario.

Salvo excepciones, la mayoría de las mujeres entrevistadas reportan que la experiencia del aborto no es un tema olvidado y cerrado, sino que sigue presente hasta el día de hoy “con lo que se tiene que vivir siempre” (norteamericana, que abortó hace más de 15 años, citado en Trybulski, 2006, p. 686).

Algunos autores califican esta presencia constante del aborto como intromisiones de pensamiento, e incluso, alocuciones, fantasías y sueños con el hijo ausente. La gran mayoría de las mujeres que han abortado, según los estudios, asegura que no tenía otra alternativa y están convencidas de que abortar era la única salida a la situación en la que vivían.

Sin duda alguna el aborto no debe ser una experiencia en la cual la mujer entra llorando al quirófano y sale riendo de él, un embarazo, por muy no deseado, representa graves consecuencias físicas y psicológicas para la mujer que, muy difícilmente son contempladas por aquellos que defienden el aborto en cualquier contexto.

ver más sobre el tema.

¿Hay soluciones a parte del aborto?

Nicaragua es el país con más embarazos infantiles y adolescentes de la región, y sigo sin ver que el problema sea la penalización del aborto.

Las violaciones y los embarazos infantiles y adolescentes no deseados tienen como trasfondo una deficiente educación en valores humanos, debemos crear una cultura de paz, de promoción y defensa de los derechos humanos, elevar el nivel educativo, exigir una educación sexual de calidad, acceso a anticonceptivos, acceso a un sistema de salud de calidad, a justicia ante violaciones de derechos humanos, a educar en contra de la violencia, sistemas de adopción seguros y eficientes.

No busquemos una «solución» inmediata, si educamos a las futura generaciones a no violar los derechos inherentes de los seres humanos, cuestiones como el aborto y la violencia serán cosas del pasado.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: